Friday, January 23, 2015

LA JUVENTUD Y SUS PROBLEMAS
¡Qué hermosa es esa primavera de la vida! Los días de la juventud. Un tiempo de aprendizaje acelerado, de ilusiones y desilusiones, de éxitos y fracasos. Es la etapa de las mayores decisiones de su existencia.
Pero el joven de nuestros días, más que nunca, se enfrenta a duros problemas que llegan a sacudir los fundamentos éticos, morales, sociales y religiosos heredados y hasta su propia personalidad.
Querido joven: Quizás encuentres en este tema la orientación que anhelas. Hay cosas que te preocupan y... ¡tú mereces una respuesta!
PERSONALIDAD Y CARÁCTER
¿Cómo vencer nuestros complejos?
¿Te molesta demasiado lo que otros piensan de ti? ¿Criticas a menudo tus características personales o las de los demás? ¿Sufres, también, falta de confianza personal, de debida concentración, retraimiento, o timidez?
¿Tienes conflictos con los que te rodean?

Seguramente también tú deseas triunfar en la vida, desarrollando una personalidad sólida y enriquecida. Sería bueno que forjes tu propia escala de valores. Tal vez tengas problemas para hacerte de amigos, problemas con tus padres o con el ambiente en que te mueves. ¿Quién es el culpable?
La causa no está en ellos, sino probablemente en "ti mismo".Lo que piensas de ti mismo, y la actitud que asumes, es la imagen que reflejas frente a los demás. Esto tiene que ver directamente con la capacidad de hacerte de amigos, con tus problemas o el ambiente en que te mueves. Incluso tiene que ver con tu vida espiritual, tu actitud frente a Dios y tu tranquilidad y paz interior.
Cada persona debe decidir si va a llevarse de las actitudes, formas de vestir y proceder de los padrones sociales y culturales que otros tienen, de la forma de pensar de sus amistades, de sus metas y objetivos, o si se llevará de lo que Dios piensa y desea.
 "Amarás a tu prójimo como a ti mismo", dijo Jesucristo (Mateo 22:39). ¿Te amas a ti mismo? La visión negativa que tengas de ti puede repercutir en la relación con tus amistades y dificultarte en descubrir el verdadero propósito de tu vida. Pueden derivar en rechazo, derrota, inseguridad y diversos complejos.
El complejo de superioridad es uno de ellos. La persona posee una tentativa exagerada de aceptación o bien puede llegar a la sofisticación en la forma de escoger sus amistades. Mayormente no somos conscientes de nuestros complejos. Buscamos razones, nos preguntamos por qué otros no nos aceptan como sinceramente lo deseamos. Los culpamos de diversas cosas y nos tornamos críticos y cínicos. En cierto grado, el complejo de superioridad es el tener una opinión demasiado elevada de uno mismo. La persona desprecia la actitud de los demás para con él, escogiendo aquellas amistades sobre las cuales el puede sobresalir. Las Sagradas Escrituras nos dicen: "...que no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura..." Romanos 12:3.
 El complejo de inferioridad es otro problema. Cuando hay timidez excesiva, falta de autoconfianza o retraimiento, cuando alguien nos rechaza por nuestra timidez, se confirma en la mente la idea que somos inferiores. Cuando nos comparamos siempre con los demás y damos más valor a lo que otros opinan de nosotros, vamos desarrollando un sentimiento de inferioridad. Con el tiempo puede llegar a dañar nuestra personalidad, sintiéndonos inferiores y a preocuparnos demasiado en nuestras deficiencias. Como resultado evitamos el roce con otras personas a fin de no atraer la atención hacia nuestros defectos.
Sí, querido joven, Dios quiere que irradiemos su carácter, porque la verdadera belleza no se encuentra en la apariencia física sino en el cultivo de las cualidades espirituales.
 Si comprendes que has estado alejado de una personalidad ideal y te sientes perturbado en tus relaciones, con complejos, pídele perdón a Dios por no haber estado conforme como Él te hizo. Agradécele sinceramente por haberte hecho como eres y deja que Él interceda en tu vida. ¡Una nueva esperanza inundará tu corazón y obtendrás grandes victorias! Los resultados serán brillantes. Encontrarás nuevas amistades, se solucionarán todos tus problemas y sabrás desenvolverte en cualquier ambiente en el cual vivas. Millones de jóvenes, han encontrado en las Sagradas Escrituras una valiosa ayuda, la brújula que necesitaban para hallar el rumbo certero de su existencia.
DROGAS: ¿PARAÍSO O INFIERNO?
Millones de personas usan drogas en nuestros días. ¿Se hallan satisfechos? Buscan un paraíso, pero se encuentran con un infierno.
Al principio, la persona es asaltada por una oleada de colores y sonidos, en eso que llaman "viaje", pero pasado ese efecto suele entrar en una profunda depresión con sensación de debilidad.
La alucinación puede llegar a ser tal, que una mancha en la pared puede verse como si fuese un monstruo. Cuentan que una muchacha que había masticado un chicle con LSD, quedó poseída de tales ataques de furia, que lanzaba los objetos de un lado a otro con ímpetu salvaje. Al fin, tomó la jaula del loro, la estrelló contra la pared, sacó el animal de la jaula y lo comenzó a comer. Murió ahogada por las plumas. Otro, salió desnudo a dirigir el tránsito. Muchos inclusive matan, porque ven en sus amigos, sus peores enemigos. 
¿Por qué se han difundido tanto las drogas? ¿Cuál es la razón? ¿Qué es lo que lleva a la juventud a buscar un camino tan tortuoso que tanto daña la personalidad, la salud, y felicidad? Hay muchos que piensan que para erradicar las drogas, basta combatir los narcotraficantes. Proponen toda clase de medidas, haciendo gran despliegue de fuerzas militares, y estrictos controles, sin embargo no se atacan las causas. Si no hubiese consumidores, no habría traficantes y el negocio se derrumbaría fácilmente. 
La causa real está en la desintegración de la familia, el deterioro de los valores morales y religiosos, y en el vacío que siente nuestra juventud. Aturdidos por la música ensordecedora, arrastrados por el frenesí del placer, absortos en los afanes de la supervivencia diaria, no se le da lugar a las cosas espirituales. No hay tiempo para Dios, y el alma queda desprovista del rocío necesario que ayuda a germinar la fe y desarrollar las fuerzas morales necesarias para sobreponernos a los embates y las presiones de la vida diaria. 
El toxicómano puede llegar a tal esclavitud, que en el momento que le falta la droga, sufre una verdadera pesadilla. Por ejemplo: cuando el que ha utilizado morfina, heroína, etc., se abstiene; después de 12 horas se siente intranquilo, tiene sensaciones de debilidad, suda, tiembla, un líquido acuoso fluye por la nariz y los ojos, y tiene un dormir intranquilo. Luego se agrava, produciéndose vómitos explosivos, a veces hasta con sangre, dolores abdominales y violentas diarreas. Puede adelgazar hasta 5 kg. diarios, presentando un aspecto infrahumano. Todo eso por haber comenzado quizás por curiosidad, imitación o por tratar de llenar, con algo equivocado, el vacío de su vida. 
Queridos jóvenes: Evitemos aquellas cosas que pueden turbarnos tanto y dañar completamente nuestra vida. Las consecuencias de la droga son terribles. Esta esclavitud no mata solamente a quienes la consumen, sino también a quienes rodean a esa persona. 
Pero, ¿cómo podemos librarnos de los estupefacientes? Solo hay una manera de resolver el problema. "El consumidor mismo debe hacerse responsable de sus actos y efectuar cambios en su propia vida". El que consume drogas refleja una falta de responsabilidad personal, ya que el más desesperanzado de los adictos sabe que está destruyendo su cuerpo y su mente. Para dejar dicho hábito, es necesario que esa responsabilidad cobre interés, que una convicción impulsora lo lleve a la acción. Pero esa fuerza de voluntad se ha ido debilitando, por eso, si te encuentras amenazado por estos problemas, busca a Dios. Él desea ayudarte a hacer el cambio más sublime, y llenar tu vida con otros valores. Basta que hagas una entrega incondicional a Cristo. Busca aquello que realmente puede hacerte feliz: el cultivo de las cosas espirituales.
¿TIENES PROBLEMAS CON TUS PADRES?
Muchos jóvenes viven bajo tensiones en su hogar. Las exigencias de la vida moderna y el diario afán nos absorben tanto que muchos padres ya no tienen tiempo para dialogar con sus hijos. La deficiente comunicación deteriora las relaciones familiares, carcome nuestra felicidad y produce tensiones. Hay padres que tienen una preocupación casi traumática porque sus hijos no los comprenden, o desean irse de casa, y existen frecuentes discusiones y problemas en el hogar. El hijo piensa: ¡Mi padre no me comprende para nada! ¡Es un anticuado!
Padres: ¡Dediquen tiempo a sus hijos! Ellos los necesitan hoy.
Hijos: ¡Dialoguen con sus padres! y consideren que con el tiempo cambiarán los puntos de vista de ustedes
Se ha estudiado la reacción natural de cada edad:
  • Entre los 4 y 6 años, el hijo dice de su padre: papá es un sabio,
    ¡sabe todo lo que le pregunto!
  • Entre los 7 y 10 años de edad dice: papá lo sabe todo y, ¡qué fuerza que tiene! 
  • Entre los 10 y 14 años piensa: ¡Hum! Me parece que papá se equivoca en algunas cosas. 
  • Entre los 14 y 18, dice: ¿Papá? ¡Es un hombre chapado a la antigua! 
  • Entre los 18 y 25 piensa: ¡Pobre viejo, está completamente pasado de moda! 
  • A los 30 años de edad dice: ¡Qué problema! ¡Tal vez deba consultar a papá! y... 
  • A los 40 años lamenta: Mi padre fue un sabio, lástima que no supe aprovecharlo.
A lo mejor hay una cierta rebelión disfrazada dentro de ti, contra tus padres, pero: ¿Estás seguro que ellos son los causantes? ¿No será que sufres algún complejo, ya sea por una cicatriz en tu rostro, el color de tus ojos, la forma de tu boca o de tu nariz, e inconscientemente culpas a tus padres o a Dios que te hizo así? Tal vez puedas sentirte infeliz por tus errores pasados, o tengas cierta tendencia a querer saberlo todo. ¿Cuál es la verdad?
Si descubres, que la verdadera raíz de tu mal está en ti mismo, pídele perdón a Dios, y a tus padres. Si te sientes abatido, desanimado o deprimido, si has estado cargado de desconfianza, odio o rencor, y el sendero de tu vida quedó desdibujado y manchado, cambia ese rumbo equivocado y recuerda que Jesús está dispuesto a extenderte su mano, perdonarte y aceptarte en el mismo momento en que se lo pidas. Él cambiará tus puntos de vista y verás las cosas en forma diferente. ¡Aprovecha cuanto antes esta experiencia y el cariño emanado de tus padres! ¡Aprovecha mientras ellos están a tu lado haciendo de tu hogar un paraíso y no un infierno! Conversa con ellos, cuéntale tus problemas e inquietudes a quienes te dieron la vida.
LA VERDAD SOBRE EL SEXO
Nuestro mundo está saturado de sexualidad. Parece sumamente difícil alejarse del tema, ya que aparece no solamente en canciones, libros, programas de t.v. y cine, sino también la prensa anuncia y publica artículos sobre temas sexuales candentes y grotescos. Los anuncios comerciales suelen ser insinuantes porque el sexo "vende".
Las enfermedades sexuales últimamente han captado la atención del público. Científicos y médicos advierten que las enfermedades tales como: Sida, Sífilis, Clamidia, Chancroide, Gonorrea, Blenorragia, etc., amenazan peligrosamente nuestra civilización.
La televisión por cable y los videocasetes han traído al hogar películas, puestas a disposición de los muy jóvenes, en las cuales el tema sexual se visualiza descaradamente. La pornografía va tomando más auge, a pesar de las demandas legales en su contra. Las relaciones prematrimoniales que abundan cada vez más, han perjudicado a miles de jóvenes. Aunque se sienten y se creen liberadas, se ha observado que entre las madres solteras, hay cuatro veces más muertes en el parto que entre las casadas. Dios desea que el sexo sea reservado para el matrimonio.
Querida juventud: Consideremos que antes que exista intimidad física, debe haber intimidad espiritual. En el verdadero concepto de las relaciones sexuales tendrán prioridad el cariño profundo y el compromiso total. Con el tiempo se fortalecerá en una relación duradera y genuina, en comprensión y dicha. El apóstol Pablo escribe al joven Timoteo: "Huye también de las pasiones juveniles y sigue la justicia, la fe, el Amor y la Paz, con los que de corazón limpio invocan al Señor" 2 Timoteo 2:22.
¡NOVIAZGO!
El noviazgo es una etapa maravillosa. Tiempo de ilusiones y desilusiones, de sueños, derrotas y triunfos. De ansiedades y espera sin igual.
Desde la adolescencia van desarrollándose los sentimientos y comienza a trabajar el corazón. La juventud es el tiempo en que se tomarán las decisiones más importantes de la vida.
Pero, ¡cuántos han fracasado! ¿Verdad? ¡Cuántas parejas tomaron decisiones arrebatadas o fueron movidas por impulsos! El gran número de divorcios, uno por cada tres casamientos, deben alertarnos a considerar cuidadosamente esta decisión.
  • CONSEJOS IMPORTANTES
  • Casarse recién cuando se es maduro, física y mentalmente, cuando se es capaz de ganarse la vida y se tiene una edad conveniente.
  • No dejarse guiar solamente por la hermosura exterior, ya que ésta pasa. El sabio Salomón dijo: "Engañosa es la gracia, y vana la hermosura, la mujer que teme al Señor, ésa será alabada" Proverbios 31:30.
  • Es peligroso llevarse por una pasión irrazonable. A menudo la pasión se convierte en odio.
  • Deben haber pasos preliminares: Amistad - Frecuentación - Noviazgo y Matrimonio. Un proceso en el que ambos se conozcan en sana camaradería.
  • Pregúntese: ¿Puede mi novio comprenderme y respetarme siempre?
    ¿Puede ser mi novia, una buena esposa, madre y compañera? ¿Es capaz de ayudarme, espiritual, práctica y financieramente? ¿Tiene mi novio seguridad financiera, un oficio y es laborioso? ¿Cómo trata a su madre? ¿Ama a los niños y animales? ¿Sabe perdonar? ¿Es rencoroso?
  • Cierto escritor ofreció la siguiente sugerencia a un muchacho que deseaba contraer matrimonio: "Si tienes en vista alguna señorita, procura verla cuando pela papas en la cocina. Si saca las cáscaras muy gruesas: es derrochona, si deja los ojos: es perezosa, si lava las papas una sola vez: es superficial, si las deja quemar: es negligente. Con esa no te cases, porque nunca te hará feliz" ¡Cuán importante es observar las cualidades de carácter de aquel con quien nos proponemos unir nuestra vida!
  • Antes de tomar una decisión definitiva, pide consejo a tus padres y sabiduría a Dios. Si te dejas conducir por Él, guiará tu vida hacia el éxito y serás muy feliz.
LAS MAYORES PREGUNTAS DE LA JUVENTUD
Cada joven desea encontrar una respuesta adecuada a sus preguntas.
Muchos no están satisfechos con los padrones de vida que se les impone. Desean tomar sus propias decisiones, y tienen razón, pues deben enfrentarlas.
Las tres preguntas principales son:
1 - ¿Qué hacer con Dios?
2 - ¿Qué hacer con mi vida?
3 - ¿Quién será el compañero de mi vida?
Elegir una profesión adecuada es importante. Pero, no pienses únicamente en ganar dinero, sino también, en servir a tus semejantes. Te sentirás útil, satisfecho y feliz. Si no quieres errar en esta decisión y en la tan importante del matrimonio. Considera bien la primera pregunta, deja que Dios dirija tu vida y te conduzca con su mano de amor.
Sí, esa primera pregunta: ¿QUÉ HACER CON DIOS? es muy importante.
Vivimos en un tiempo de escepticismo y de materialismo. En muchos colegios y universidades se enseña que el hombre desciende del mono o de algún otro ser inferior. La Biblia menciona que el hombre fue creado por Dios. No hay motivos para dudar, porque hay evidencias extraordinarias. La verdadera ciencia y la Biblia van de la mano.
Dios está en la conciencia de cada ser humano. No existe pueblo alguno que no haya buscado adorar a Dios de alguna manera.
La Biblia contiene 2.300 profecías extraordinarias. El pasado, presente y futuro está delineado con perfecta exactitud, inclusive el destino de imperios, pueblos y ciudades. Se describe la vida de personas antes que nacieran, los sucesos actuales, anticipaciones científicas interesantes como: la redondez de la tierra, la gravitación universal, el ciclo hidrológico, el avión, el automóvil, etc.. Las profecías de Daniel y Apocalipsis muestran en forma cronológica la historia política y religiosa de más de 2.000 años. Existen profecías matemáticas asombrosas. ¡No puede ser el resultado de la casualidad! Son cosas realmente interesantes, que ¡vale la pena conocer!
La Biblia da valiosos consejos y nos ayuda en todo estado de ánimo, pues dice 360 veces: "no temas" ¡Pero como tiene algunas cosas que cuestan entender, es conveniente tener una guía de ayuda, y ¡la tienes a la mano!
Fuente:http://www.biblia2000.com.ar/general/Juventud.htm

¿Cuánta televisión debo ver?



La Biblia dice: "Todo me les lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica." (1ª Cor.10:23). En otro lugar dice: "Todas las cosas me son lícitas, mas no todas convienen; todas las cosas me son lícitas, mas yo no me dejaré dominar de ninguna." (1ª Cor.6:12).
En Cristo tenemos libertad, pero esa libertad tiene ciertos límites. Aquí en estos versículos podemos ver cuáles son esos límites.
Dice: "Pero no todo edifica"; y luego "No todas (las cosas) convienen" ... "Mas yo no me dejaré dominar de ninguna." La televisión no siempre edifica, no siempre conviene, y lo que, tal vez, es más importante, ella no debe llegar a dominarnos.
Hay cosas en la T.V. que pueden, sin duda, ser de ayuda. Sea para el colegio, como conocimiento general, sea como información. Sin embargo, la mayor parte de la programación televisiva no pretende entregar información o cultura, sino, simplemente, entretener.
La necesidad de recreación tiene su lugar en toda persona, pero ¿qué tipo de entretención entrega la T.V.? Sus programas interactivos son insulsos, sus temas, normalmente banales, referidos al submundo de las "estrellas" del espectáculo. ¿Qué edifica eso, qué conveniencia tiene eso para un hijo de Dios? Allí se dejan ver las formas de vida de esas personas, destituidas de toda moral; ellos viven la vanidad, el tráfago de una vida liviana, ellas forman parte de un ‘show’ que "vende".
La programación de la T.V. ha perdido una orientación seria. Los programadores no tienen en mente principios dignos de alabanza, sino simplemente el ‘rating’. Es decir, lo que la gente pide. La programación obedece a los dictados de los televidentes. Sabemos lo que el mundo quiere, cuáles son sus grandes dramas, sus grandes vacíos. En definitiva son ellos, quienes, de acuerdo a sus nefastos criterios (o falta de ellos), programan la T.V. que hoy tenemos.
La T.V. puede transformarse en un vicio. Hay niños y jovencitos expuestos totalmente a su influjo. Ellos no tienen restricciones. El mensaje de la T.V. –sea abierto, sea subliminal– es completamente asimilado por sus mentes. Ellos pasan gran parte de su tiempo libre (es decir, de su vida) frente al televisor. En ese camino, ellos fueron escalando varias etapas. Primero fue la etapa de los dibujos animados, de la T.V. abierta, luego la del Cable, de los videos, etc. A medida que la edad avanza, los gustos cambian, y la truculencia y la inmundicia también.
¿Qué conviene a un joven cristiano? Tener control sobre sí mismo y sobre lo que ve en T.V. Proverbios 25:26 dice: "Como ciudad derribada y sin muro es el hombre cuyo espíritu no tiene rienda." Tenemos que usar la rienda con respecto a nosotros mismos y lo que nos afecta.
De manera que –sintetizando– el principio número uno es: "No todo edifica"; el segundo es: "No todo conviene"; y el tercero es: "No me dejaré dominar."

Creo que, si podemos ver lo que es nocivo para nuestra mente, y para nuestro caminar con el Señor, y si decidimos en nuestro corazón apartarnos de ello, el Señor nos dará la gracia para hacerlo.

Tuesday, January 13, 2015

El día esta en Sus manos



Respóndeme cuando clamo, oh Dios de mi justicia. Cuando estaba en angustia, tú me hiciste ensanchar; Ten misericordia de mí, y oye mi oración. 2 Hijos de los hombres, ¿hasta cuándo volveréis mi honra en infamia, Amaréis la vanidad, y buscaréis la mentira? Selah 3 Sabed, pues, que Jehová ha escogido al piadoso para sí; Jehová oirá cuando yo a él clamare. 4 Temblad, y no pequéis; Meditad en vuestro corazón estando en vuestra cama, y callad. Selah 5 Ofreced sacrificios de justicia, Y confiad en Jehová. 6 Muchos son los que dicen: ¿Quién nos mostrará el bien? Alza sobre nosotros, oh Jehová, la luz de tu rostro. 7 Tú diste alegría a mi corazón Mayor que la de ellos cuando abundaba su grano y su mosto. 8 En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado. (Salmo 4:1-8)

1. INTRODUCCIÓN
 
Todos tenemos que salir “afuera”, a veces sin una sonrisa en el rostro, continuar las rutinas del día, reiniciar la búsqueda… para sólo encontrar puertas cerradas. Todos debemos enfrentar las diversas vicisitudes de la vida; nadie está libre de ellas. El hombre, en algún momento de su vida, será presa del ataque injusto por parte de sus contrarios. No estamos exentos de las circunstancias adversas; el calumniador se levanta con la finalidad de hundirnos en la angustia y mantenernos en el estanco, sin posibilidades de continuar. Al término del día, con las fuerzas agotadas, el ánimo decaído y un panorama sombrío en frente; ¿qué hacer?, ¿dónde hallaremos fuerzas para seguir?, ¿cómo mantener la esperanza y conseguir el propósito para el que fuimos creados. 

2. EL DÍA QUE EL CREYENTE ACUDE A SU CREADOR (4:1)
 
La única opción que tiene el cristiano es recurrir a su creador con una actitud de dependencia y reconocimiento de su señorío, ya que toda circunstancia acaecida durante el día ha estado en todo momento bajo el resguardo de sus manos. Es uno de los mensajes cristianos importantes que debemos preservar en nuestra actitud cotidiana. 

2.1 - ESTE DÍA JEHOVÁ ESTÁ A UNA ORACIÓN (4:1a) 
Cerradas las puertas, levantar el clamor al padre celestial. Es el momento en que el creyente debe aferrarse con mayor fervor a la justicia y la misericordia de su Creador. Es que la oración es el único recurso mediante el cual nos dirigimos al Eterno. 

2.2 - DÍAS ANTERIORES HAN ESTADO EN SUS MANOS (4:1b) 
Recordar que Jehová, siendo fiel a su palabra, estuvo con nosotros en momentos difíciles del pasado. En el tiempo de angustia Él actuó en favor nuestro. 

2.3 - ESTE DÍA HA ESTADO CONFORME A SU JUSTICIA Y MISERICORDIA: (4:1b)
El cristiano comprende que La razón de esta dependencia, del clamor dirigido directamente al Padre, está basado en su justicia y su infinita misericordia. 

3. DÍAS EN LOS QUE SOMOS AFRENTADOS:
 
3.1 - LOS DÍAS EN QUE EL ADVERSARIO ACTÚA: (4:2)
En desmedro de nuestras convicciones, hay personas que se deleitan en la difamación, en la ridiculización del que actúa con piedad, de quien es congruente con su fe. Dirigiendo todos sus esfuerzos, sin importar los medio para lograr sus objetivos. El creyente presa del ataque de aquel que le es adverso, como humano que es, en su bregar, llega a agotarse y hasta sumergirse en la angustia.
4. CERTEZA Y ACCIÓN DEL CREYENTE DURANTE EL DÍA DE ANGUSTIA: (4:3-6)


4.1 - LOS DÍAS EN ORACIÓN: (4:3) 

La innegable verdad es que, como hijos de Dios, tenemos el privilegio de acceder a él con libertad. Por medio de la oración, pediremos entonces, que el Señor extienda su misericordia una vez más con la plena seguridad de que responderá a nuestras peticiones. 

4.2 - LOS DÍAS MEDITANDO EN EL SEÑOR: (4:4)
Como creyentes persistiremos en la dependencia de Dios; mantener el temor a Jehová, y en las horas de la noche, transcurridos los afanes del día, meditar en su palabra, recordar sus promesas, plasmadas en toda la extensión de su palabra, reflexionar en su grandeza y señorío. No olvidemos lo que hizo, hace y hará; ya que todo está bajo su control. Este día no fue la excepción, el Padre ha velado por sus hijos. 

4.3 - LOS DÍAS ACTUANDO CON JUSTICIA: (4:5a)
Actuando en lo cotidiano conforme a sus principios, con justicia en todos sus actos, con la vida que su Señor demanda, el creyente muestra la debida reverencia a Dios. 

4.4 - LOS DÍAS CONFIANDO EN EL SEÑOR: (4:5b)
El siervo, entonces, espera en su Señor; el soldado aguarda en su Comandante; el hijo confía con vehemencia en su Dios, todos los días de su vida. 

4.5 - LOS DÍAS DE DUDAS DEL CREYENTE: (4:6)
A muchos, en nuestra finitud, tal vez nos parezca que el eterno aguarda en silencio, que su benevolencia está lejana. Es cuando más es necesario que elevemos nuestro clamor y alabanzas a fin de ver la luz de su rostro en nuestras vidas. 

5. LOS DÍAS HAN ESTADO EN SUS MANOS. DOS CONTRASTES: (4:7)

5.2 - LOS DÍAS DEL CRISTIANO: (4:7a)
La felicidad que tiene el mundo es, en realidad, tan sólo una felicidad aparente, incomparable al gozo que el creyente tiene en el Señor, que es de naturaleza genuina e inmensurable.
El gozo, fruto del Espíritu Santo, que es inefable y glorioso nos permite continuar en la esperanza y seguridad de estar seguros en sus manos. 

5.1 - LOS DÍAS DEL MUNDO: (4:7b)
En rededor nuestro el mundo prospera en todas las esferas y áreas: económica, social y política; muchos se afanan en satisfacer necesidades superfluas, colmando sus vidas de riqueza material y vana alegría, sin contar ni tener en mente a Dios. 

6. LOS DÍAS ESTÁN EN SUS MANOS: (4:8)
6.1 - EL DIA DE HOY: (4:8a)
Como cristianos, al poner en sus manos todas nuestras necesidades, deseos y planes; por la grandeza de su misericordia, Él nos concede la paz. Esa paz que sobrepasa todo entendimiento, aquella que nos permite vivir el hoy con la plena certidumbre. En la paz de que luego de las contingencias del día, nos permitirá descansar, con plena confianza en su persona y providencia. 

6.2 - EL DÍA DE MAÑANA: (4:8b)
El creyente vive y vivirá confiadamente, cada instante del día sin temor del mañana; porque el que vive, su Dios, es eterno. El mañana está en sus manos, el porvenir está asegurado. 

7. CONCLUSIÓN
Por lo tanto, en la puesta del día, frente a cualquier situación adversa, debemos permanecer en la fidelidad de Dios. Reflexionar más en su palabra, depositar nuestra plena confianza en Él, actuar con justicia y con pleno gozo. Ante la adversidad, mostrar una sonrisa, seguros de que Jehová peleará y cuidará de nosotros en el diario vivir, conforme a su palabra. 


Tomado Centraldesermones
 

El Camino por Recorrer

http://static.squarespace.com/static/522fbe10e4b0a5b139fe4153/t/53a5884fe4b00ca08be3755e/1403357269415/

INTRODUCCION:
“El camino recorrido” ha quedado en el pasado. Para los efectos nuestros, el año 2014 ya no existe. No habrá otro tiempo como el que pasó. Ahora hemos comenzado otro período. El año 2015 se ha abierto con su agenda para que comencemos a escribir en él lo pensamos hacer. Ojalá que al plasmar nuestras metas podamos decir como el sabio: “Enséñanos a contar nuestros días que traigamos al corazón sabiduría”. Que no comencemos este año sin tomar la decisión de Moisés, quien antes de seguir a la tierra prometida, dijo: “Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de este lugar”.
Así, pues, nos aventuramos a vivir un nuevo año. Para nosotros, esto será “el camino por recorrer”. El presente capítulo de Deuteronomio nos impide vivir una entrega condicional y parcial a Dios. Su gran desafío es una absoluta dependencia en Dios. Este capítulo es como si estuviéramos en presencia de Romanos 12:1-2. La intención de esta palabra es mostrarnos los peligros de la religiosidad contemporánea, que pretende decirnos que lo importante es separar un pequeño rincón para Dios una vez a la semana, mientras que el resto de mi tiempo y vida lo comparto con el mundo. El asunto es que todo mi ser le pertenece a Dios las veinticuatro horas del día. 

Con esto en mente quisiéramos adentrarnos en el año 2015. Que la exigencia de su palabra sea lo que determine mis acciones: “Y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible hasta la venida del Señor”. La generación que quedó de Israel está a punto de entrar a la tierra prometida. Las demandas del Señor no podían ser menos que estas. De parte de Dios todo está preparado. Ahora nos toca nuestra parte. En el camino por recorrer hay una pedido por el lugar que ocupará la palabra, hay una seguridad de la gracia que nos espera, pero sobre todo, hay una confianza en vivir la autentica prosperidad que viene de Dios. Hagamos, pues, este recorrido juntos. 

I. EL CAMINO POR RECORRER DEMANDA LA GUÍA DIVINA DE LA PALABRA DE DIOS
 
1. Hay que guardar la palabra v. 6.
Una cosa es leer la palabra y otra muy distinta es guardarla. Usted podrá leer la Biblia todos los años, pero si no la guarda, ella no cambiará nada en su vida. El salmista (y si fue David con mayor razón), nos ha dejado una poderosa razón por la que debemos guardar su palabra: “En mi corazón he guardado tus dichos para no pecar contra ti” (Sal. 119:9). Para Dios, la necesidad que su pueblo Israel considerara su palabra antes de entrar a Canaán, fue determinante. Bien sabía Dios de la inclinación de ellos por la idolatría, pero también del paganismo reinante en la tierra por conquistar. Cuando a Josué se le entregó la final tarea de llevar a Israel a la tierra prometida, el énfasis en guardar la palabra y la importancia de poner todo su esfuerzo en lograrla, quedó evidenciado en Josué 1:7-8. En el camino nuevo que estamos por realizar en este 2015, las demandas no podrían ser otras. Si queremos que nuestro recorrido por este nuevo tiempo tenga éxito, la palabra de Dios no debe apartarse ninguno de los días de este recorrido (Sal. 1:2). ¿Qué importancia tendrá el guardar la palabra este nuevo año? ¿Puede imaginarse lo que hará en nuestras vidas que cada palabra leída sea guardada en la vida? 

2. Cuidarás de ponerla por obra v. 1. 
 
Ahora vea esto. Una cosa es guardar la palabra como la gran defensa del corazón, y otra muy distinta es de cuidarla para “ponerla por obra”. Esta parte es lo que llamaríamos la palabra en puesta en acción. A Israel se le instruyó sobre la necesidad de practicar la palabra de Dios como garantía de su más rotundo éxito espiritual y material. Los resultados no podían ser mejores: “…para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres”. Israel desconocía los caminos de la tierra prometida. El entrar a un lugar donde jamás se había vivido, era una incertidumbre para los nuevos visitantes. La necesidad de poner por obra la palabra de Dios, era la única garantía de vida para una larga vida, acompañada de multiplicación familiar. “Poner la palabra por obra”, es darle una asignación a todas las cosas que compete a mi condición espiritual para temer a mi Dios y no pecar contra él, pero también lo que respecta la obra evangelística con el perdido. Sobre el poner por obra la palabra, Santiago 1:22 nos llama a ser “hacedores” de ella. 

II. EL CAMINO POR RECORRER SE NOS ABRE PARA QUE LO VIVAMOS A LA ALTURA DE LA GRACIA QUE NOS ESPERA
1. La gracia de Dios es poseer algo que otro hizo (6:10, 11).
 
Creo que ninguna descripción es tan exacta de la gracia como la que nos presenta este texto. ¿Se imagina mudarse a un lugar donde le regalen su casa, equipada con todo, pero además abastecida con toda clase de comida? ¿Se imagina poseer un lugar con todas las cosas que necesito, las cuales otro hizo y me las dejó para mi disfrute? Pues Israel vivió esa experiencia. La gracia es el don inmerecido de Dios a los hombres. Es la acción de un Dios que nos amó tanto que equipó la “despensa de nuestra vida”, sin que nosotros hayamos hecho nada para eso. La seguridad de esta promesa tuvo que llenar a Israel de profundo gozo al momento de poseer la tierra que se les prometió. De esta manera, y en especial para nosotros, en el “camino por recorrer” esta promesa se constituye en un olor a triunfo; en una nota que presagia una victoria. Seguramente el nuevo año que ha comenzado estará lleno de inseguridad para algunos, pero el saber que ya Dios dispuso lo necesario para transitar por él, debe llenarnos de regocijo. Su gracia nos sobre abundado para entrar en él. 

2. La gracia de Dios es infinita en sus recursos (8:7-9). 
 
Muchas cosas podrían definir a Dios como alguien inagotable en todos sus atributos. Escoja cualquiera de ellos y le aseguro que será inagotable. Pero ningún asunto de lo que él posee por su naturaleza divina lo hace tan inagotable, como lo es su gracia. En la vida tenemos carencia de todo; con mucha frecuencia se agota lo que poseemos. En algunos lugares más que otros la escasez es parte de su cotidianidad. Ahora bien, ¿no es consolador leer una promesa de esta magnitud proveniente del Dios que lo posee todo? Si para Israel fue confortante saber que la tierra que iban a conquistar ya estaba dotada de todos estos recursos, ¿no es interesante pensar que esta misma promesa Dios la extiende delante de nosotros al iniciarnos en este nuevo periodo de la vida? El largo desierto para Israel plantea estacionarse en una tierra cuyas características serían estas: “tierra en la cual no comerás el pan con escasez, ni te faltará nada en ella…”. La certeza de esta promesa la tomamos para nosotros mismos. Damos por sentado que la gracia de Dios es inagotable. Bien pudieran avecinarse tiempos de incertidumbre espiritual, emocional o física, pero la gracia de Dios no será escasa. 

III. EL CAMINO POR RECORRER NOS INVITA A RECONOCER DE DÓNDE VENDRÁ LA PROSPERIDAD

Friday, January 2, 2015

El engaño del pecado

 

Hebreos 3:12-14 12 Mirad, hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse del Dios vivo; 13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado. 14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio, 

En ocasiones se piensa que el pecar nunca conducirá a vivir esclavo del pecado, se comienza cometiendo algo en contra de la voluntad de Dios y se termina siendo esclavo del mismo pecado, algunos declaran que pueden salirse del pecado cuando ellos decidan hacerlo y eso no es verdad, ya viven así de esa manera. Solo el poder de Cristo puede rescatarlos de la vana manera de vivir. Cuando se falla a Dios, al inicio sentirá placer de haberlo hecho según la naturaleza pecaminosa caída, pero posteriormente sentirá culpa en su alma de haber fallado a Dios. Muchos caen en el engaño del pecado porque el pecado ofrece placer temporal, pasajero, pero nunca le va a hacer ver el pago que le va a dar ´´la paga del pecado es la muerte´´ muchos viven engañados por el pecado pues piensan que por el hecho que se esconden piensan que todo está bien, mientras nadie se dé cuenta. Recordemos que un pecado traerá otros más. 

El autor de Hebreos nos aconseja Hebreos 3:12-14 12 Mirad, (consideren, pongan atención) hermanos, que no haya en ninguno de vosotros corazón malo de incredulidad para apartarse (griego ´´aposténai´´ de la misma raíz que apostasía) del Dios vivo; (sabemos que todo hombre nace con esa tendencia a hacer lo malo según su propia concupiscencia pero algunos van en dirección opuesta a lo que Dios señala, niegan la eficacia del poder del evangelio para salvación y caen en el pecado de la incredulidad) ´´13 antes exhortaos los unos a los otros cada día, entre tanto que se dice: Hoy; para que ninguno de vosotros se endurezca por el engaño del pecado.´´14 Porque somos hechos participantes de Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin nuestra confianza del principio´´ aquí nos habla de la seguridad que debemos tener hasta el final de nuestros días aquí en la tierra, en la fe la cual ha sido depositada en nuestro corazón desde el momento en que creímos en Jesucristo, nada ni nadie la puede quitar de nuestro corazón.

El apóstol Pablo le escribe a Timoteo acerca de los hombres perversos y con ese carácter muy característico en 2 Timoteo 3:13-14 13 más los malos hombres y los engañadores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. (Podemos considerar con esta enseñanza del texto que el engaño hacia hacer lo que no está establecido en la palabra aumentará, porque habrá hombres que enseñarán diferente doctrina o sea la que no está escrita en la Biblia, ellos mismos van a torcer la palabra del señor para obtener beneficio de ellas pero para su deleite perverso, en ese sentido aumentará para mal en sentido negativo, y muchos que no se afirman en Dios caerán en ese engaño del pecado) 

Le encarga algo muy importante el apóstol Pablo a Timoteo le dice: 14 Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido´´ esa es la firmeza que debe existir siempre en nuestra vida el no apartarnos del señor por nada, sino permanecer firmes en la fe de nuestro señor Jesucristo que se nos ha sido enseñada a través de las escrituras, en este caso de Timoteo que había aprendido de su madre y su abuela o por el mismo apóstol Pablo las cosas que son agradables delante de nuestro Dios, le encarga: eso sigue practicando en tu vida diaria. Es muy triste ver que después de tanto tiempo enseñándoles la palabra de nuestro Dios a nuestros hijos después no quieran saber nada de las cosas de Dios, ¿Cómo le enseñamos el evangelio? ¿Por qué tomarán esa actitud? ¿No habrá congruencia en lo que decimos con lo que hacemos? 

Muchos viven engañados en el pecado pensando que están bien pero están mal por eso no se acercan a la luz para que sus obras salgan a relucir y puedan ponerse a cuentas con Dios, porque eso es lo que hace la palabra, nos hace ver que estamos mal delante de Dios, no podemos consentir el pecado porque si lo hacemos caemos en el engaño mismo del pecado, el pensar no pasa nada o es lo mismo, el apóstol Pablo le dice: 14 Pero tú, permanece firme en lo que has aprendido y de lo cual estás convencido, pues sabes de quiénes lo aprendiste.´´ esa debe de ser nuestra posición como hijos de Dios. 

Sabemos cómo se efectuó el engaño del pecado en la vida de Adán y Eva, ellos se dejaron llevar por la seducción de satanás, ellos sabían que no debían desobedecer a Dios en su mandamiento pero la serpiente tergiversó las escrituras, ´´con que Dios os ha dicho que no coman de ningún árbol del huerto´´ eso era una mentira… la serpiente conocía perfectamente el mandamiento de Dios, y la mujer le dice: si podemos comer de todos los árboles sólo el que está en medio del huerto no podemos comer porque moriremos, la serpiente los engaña les dice: no morirán sino que sabe Dios que el día que de él coman serán como él, conocerán el bien y el mal y si lo conocieron pero a ellos si les daño su integridad, a partir de ese momento cuando comieron se le abrieron sus ojos conociendo el pecado y trataron de esconderse de Dios porque el mismo pecado el desobedecerle a Dios les llevó el tratar de esconderse de Dios. Muchos hombres también tratan de hacer lo mismo. Les guste o no un día van a tener que rendir cuentas delante de Dios, por eso el ateísmo opera en muchas personas porque ellos piensan que no existe un Dios el cual van a tener que rendir cuanta de todo lo que hagan  viven desobedeciendo sus leyes que traen vida, gozo, paz esperanza a nuestra vida. 

Por eso el apóstol Pablo escribe a los de corinto y les hace referencia a lo que hemos visto a cerca del engaño del pecado 2 Corintios 11:1-3 ´´!!Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme. 2 Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo. (la preocupación más grande del apóstol a los corintios era la santidad hacia a Dios que ellos deberían de mostrar aún a pesar de esas falsas enseñanzas que estaban presentes en aquella época, había falsos maestros que enseñaban otra clase de doctrina, nosotros somos la iglesia de Cristo, somos la novia de Jesucristo, por eso es que cuando aparezca en gloria nos llevará y se celebraran las bodas del cordero (Jesucristo uniéndose con la iglesia por toda una eternidad en el cielo), este celo que tenía el apóstol Pablo fue un celo santo por mostrar a la iglesia de Cristo sin mancha delante del señor, ´´ 3 Pero temo que como la serpiente con su astucia engañó a Eva, vuestros sentidos sean de alguna manera extraviados de la sincera fidelidad a Cristo.´´ satanás va a utilizar infinidad de tentaciones para hacernos caer, pero debemos de tener mucho cuidado en que nuestros pensamientos siempre estén sometidos a Cristo, y no desviar nuestra mirada a cosas que llevan a cometer pecado, sino más bien a cosas que lleven a progresar en santidad en nuestra vida con Dios. 

El corazón engañoso Jeremías 17:9-10  9 Engañoso es el corazón más que todas las cosas, y perverso (hebreo ´´anash´´ frágil, débil, malo, corrupto); ¿quién lo conocerá? (En muchas ocasiones no se percata de qué hay dentro en el corazón, de tal modo que se cometen cosas desagradables delante de Dios, no se piensa hasta donde puede llevar a desobedecer a Dios, esa es la naturaleza caída pecadora que va a estar activa hasta en el momento que dejemos de existir aquí en la tierra, mientras tanto hay que estar luchando día a día a no cometer cosas que nos dicta el corazón perverso si no lo que Dios nos marca en su palabra, obedientes y viviendo con esa nueva naturaleza que nos ha dado Dios en nuestra conversión al evangelio) ´´ 10 Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras.´´ Jeremías 17:9-10 (NVI) 9 Nada hay tan engañoso como el corazón. No tiene remedio. ¿Quién puede comprenderlo? 10 «Yo, el Señor, sondeo el corazón y examino los pensamientos, para darle a cada uno según sus acciones y según el fruto de sus obras.» sondar sig: indagar con cautela la intención de una persona. Examinar sig: Observar atenta y cuidadosamente algo para conocer sus características o cualidades, o para determinar su estado. Esto es lo que Dios hace con nosotros nos examina de manera cuidadosa, el conoce las intenciones que hay en nuestro corazón, Dios ve de manera perfecta toda la perversidad que hay en el corazón del hombre (él es omnisciente). No permitamos que el corazón nos engañe. 

Delante de los ojos de Dios el hombre es culpable de esos pecados privados de su corazón, esas faltas donde solamente Dios es testigo de tales acciones.  Jeremías 13:23 23 ¿Mudará el etíope su piel (el etíope era por lo regular de raza negra, entonces le era imposible cambiar su piel a una piel blanca o viceversa un blanco cambiando su piel en negra), ´´y el leopardo sus manchas?´´(esto es imposible que acontezca que un leopardo que ha nacido con esa piel trate de cambiarla) Así también, ¿podréis vosotros hacer bien, estando habituados a hacer mal? – para el hombre es imposible cambiar o transformar el alma que está cauterizada, dura, porque el mismo pecado la ha vuelto así como piedra el no aceptar las cosas de Dios, el no reconocer que se lleva una vida mal, rechazan a Jesucristo el que da vida abundante, solo el poder transformador de Jesucristo puede cambiar esa conciencia cauterizada por el pecado y así nosotros poder someter nuestros pensamientos hacia la obediencia a Cristo continuamente. Cuando llegamos a Cristo nos encontramos con ese problema, el tener esa lucha constante entre hacer el bien o el mal y debemos escoger diariamente que hacer, eso es porque hemos nacido de nuevo en Dios, y hemos entrado al proceso de santificación hasta que el día sea perfecto. Para ello nosotros también debemos de entregarnos de manera completa a Dios. 

El apóstol Pablo le escribe a la iglesia de Roma, Romanos 7:11-12 11 porque el pecado, tomando ocasión por el mandamiento, me engañó, y por él me mató.´´ (el apóstol Pablo conocía la ley, pero cuando se dio cuenta de la gracia que es en cristo, reconoció que era un malvado y perverso de corazón, entonces se volvió un fiel seguidor de Jesucristo, dice la palabra del señor que la fe viene por el oír, el oír la palabra del señor, porque es ella quien nos hace ver nuestros errores para corregirlos y seguir mejorando en nuestra vida espiritual, entonces el mandamiento de Dios ayudará a guiar nuestros pasos hacia la santidad que Dios quiere que tengamos)´´12 De manera que la ley a la verdad es santa, y el mandamiento santo, justo y bueno.´´ en ocasiones no parece ser así porque nuestro corazón nos marca otra cosa, y nos sentimos los ofendidos con Dios, y empezamos a decirle ¿apoco quieres que deje de hacer esto o lo otro? 

La ley es buena pero nuestro corazón perverso, ¿por qué cree usted que muchos no vienen a la luz? Para que a la luz de la palabra no se les haga ver sus errores, sus pecados, y prefieren seguir viviendo practicando el pecado diariamente, debemos con la ayuda del señor pedirle a Dios que nos dé, el poder que proviene de lo alto para poder obedecer sus mandamientos y decir como el apóstol Pablo ´´con Cristo estoy juntamente crucificado y ya no vivo yo sino Cristo mora en mí´´  esto es morir continuamente a nuestros deleites o a nuestro tipo de pensamientos y dejarnos guiar y mover por el Espíritu Santo de Dios que mora en nosotros desde el día de nuestra conversión, Y no dejarnos engañar por el pecado. 

Nosotros antes de aceptar el evangelio, éramos necios y desobedientes, no queríamos saber nada de las cosas de Dios, porque sabíamos de antemano que se requiere dejar de pecar, ¿y a quien le va a gustar la idea de dejar de pecar, cuando en el pecado encuentra deleite temporal y pasajero pero al fin se deleita, aunque le traiga muerte espiritual? ¿Pero que conviene más? Definitivamente dejar de pecar nos conviene más Tito 3:3 3 Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros.´´ por eso es que cuando vemos algún pariente, amigo, compañero de trabajo o en donde se estudia, que son tremendos, nos debemos poner a pensar y preguntarnos ¿y cómo era yo sin Cristo? ¿Era como ellos o peor? Aun así nuestro Dios nos transformó y también lo puede hacer con ellos que están en el engaño del pecado. Que cuadro nos presenta la palabra del señor de como éramos antes de conocerle, ¿usted ya olvidó como era antes de conocer la verdad? Le voy a dar un consejo, nunca olvide de donde el señor lo rescató y de cómo era su vida pasada sin el conocimiento de la verdad. De allí va a depender también su progreso en la vida cristiana, cuando vea como el señor con su poder va a ir quitando acciones o actitudes o palabras que a Dios no le agradan. 1 corintios 6:9-11 (NVI) ´´ 9 ¿No saben que los malvados no heredarán el reino de Dios? ¡No se dejen engañar! Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, 10 ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. 11 Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido *santificados, ya han sido *justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios.´´ el considerar de donde nos ha rescatado el señor, nos llevará a serle fiel todos los días de nuestra vida, y también manifestar el amor hacia los que no son salvos esperando que un día recapaciten de todas las cosas que haces ofendiendo a Dios. 

Salmos 51:1-4 1 Ten compasión de mí, oh Dios,
    conforme a tu gran amor;
conforme a tu inmensa bondad,
    borra mis transgresiones.
2 Lávame de toda mi maldad
    y límpiame de mi pecado.
3 Yo reconozco mis transgresiones;
    siempre tengo presente mi pecado.
4 Contra ti he pecado, sólo contra ti,
    y he hecho lo que es malo ante tus ojos;
por eso, tu sentencia es justa,
    y tu juicio, irreprochable. 

Conclusión
Deje de estarse cuidando del diablo y sus huestes o de los hermanos de la iglesia, Cuidémonos de nosotros mismos por ese corazón perverso que está en nosotros, cada vez que atendamos el consejo de Dios para nuestra vida entonces estaremos avanzando en este aspecto, el morir a nosotros mismos hasta que el día sea perfecto y no caer en el engaño del pecado.
Esta actitud que tomó el salmista David, nos llevará a limpiarnos cada día en la sangre de nuestro señor Jesucristo, y a seguir mejorando en nuestra vida cristiana en todos los aspectos.
Por lo tanto: 12 Cuídense, hermanos, de que ninguno de ustedes tenga un corazón pecaminoso e incrédulo que los haga apartarse del Dios vivo. 13 Más bien, mientras dure ese «hoy», anímense unos a otros cada día, para que ninguno de ustedes se endurezca por el engaño del pecado. 14 Hemos llegado a tener parte con *Cristo, con tal que retengamos firme hasta el fin la confianza que tuvimos al principio.

Los pecados de la avaricia y la codicia

1 Timoteo 6:10 10 - porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores. 


Sin lugar a dudas estos pecados han causado muchísimo daño a toda la humanidad, porque La Biblia señala que el amor al dinero es la raíz de todos los males, de allí que no se hagan las cosas justamente, de allí brota el soborno o el robo al prójimo, el matar a otro por conseguir algo material o por simple deuda que se tiene. Y todo a causa de la avaricia y la codicia en el corazón del hombre. “se tiene un fuerte deseo de adquirir más y más posesiones materiales, o de poseer más cosas que las que otros tiene” lo malo no es tener dinero sino amar más al dinero que cualquier cosa. Dt. 8: 18 Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juró a tus padres, como en este día.´´ entonces si le pedimos él nos da también la inteligencia financiera para poder hacer riquezas pero que no dañen nuestra comunión con él.
En Wikipedia define La avaricia como el afán o deseo desordenado y excesivo de poseer riquezas para atesorarlas. La codicia, por su parte, es el afán excesivo de riquezas, sin necesidad de querer atesorarlas. Cuando Este tipo de pecados están en el corazón del hombre pueden llevar por cierto a caer en el pecado de la simonía (en querer hacer negocio con las cosas sagradas de manera desordenada, es como si nosotros cobráramos porque usted venga a escuchar la palabra del señor y reciba bendición de parte de Dios o cobráramos por orar por usted para que reciba la sanidad de su cuerpo).

Algunos se vuelven “dinerófilos (aman más el dinero que cualquier cosa)”, 1 Timoteo 6:10 10 porque raíz de todos los males es el amor al dinero, el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.´´ fijémonos como nos habla de personas que conocieron el camino correcto (Jesucristo) y lo abandonaron ¿Por qué? Porque quisieron vivir a su manera y no a la manera que Dios desea que vivamos. Y esto era lo que caracterizaba a los pseudomaestros de aquellos tiempos que tenían amor al dinero. Tanto así que Dejaron de buscar a Dios y se fueron en busca del dinero. ¿Qué es para ti de tanto valor que buscas diariamente en este mundo?
Los fariseos en el tiempo de Jesús tenían esa característica (Lc 16:13-15). 13 »Ningún sirviente puede servir a dos patrones. Menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. Ustedes no pueden servir a la vez a Dios y a las riquezas.» 14 Oían todo esto los *fariseos, a quienes les encantaba el dinero, y se burlaban de Jesús. 15 Él les dijo: «Ustedes se hacen los buenos ante la gente, pero Dios conoce sus corazones. Dense cuenta de que aquello que la gente tiene en gran estima es detestable delante de Dios.´´ en muchas ocasiones el hombre hace cosas que para los ojos del mundo está bien y le interesa poco la opinión de Dios a través de la Biblia, en esa condición se encontraban los fariseos, hacían negocio de las cosas sagradas porque les encantaba el dinero y de lo que decía Jesús al respecto (de la codicia y la avaricia) resultaba una burla de parte de ellos, y muchos hoy día pueden vivir de esa manera, pensando que están bien. Tenemos que amar a Dios por sobre todas las cosas.
 2 Tm 3:2 2 La gente estará llena de egoísmo y avaricia; serán jactanciosos, arrogantes, *blasfemos, desobedientes a los padres, ingratos, impíos, ¿Cómo vive el mundo? Con una pasión desordenada por ellos mismos, Así con estas características llenos de avaricia. Y Esta dinerofilia, según 1Tm 6:10, es “la raíz de toda clase de maldad“. En estos tiempos también hay algunos que sirven al señor pero porque reciben un salario, que no es nada malo, lo malo radica si se sirve al señor para recibir un salario y no por gratitud y de corazón. Así que al tratarse de un deseo insidioso por querer tener más y más a cualquier costo, se cometen cosas ilícitas, se llega a ser desleal, a traicionar a cualquier persona incluyendo la familia para el beneficio personal, se comete el soborno e infinidad de pecados.
¿Qué necesidades materiales tiene el hombre? ¿Alcanza el ingreso que se obtiene?  Muchos quieren dinero para ganar prestigio social, fama, altas posiciones, o simplemente por tener dinero y acumularlo para el futuro y el lema de estos es algo así como éste…“si puedo obtenerlo, lo obtengo, y si no puedo obtenerlo, de cualquier manera, sin importar cual fuese, lo tengo que obtener”. No existe codicia ni avaricia cuando se consigue dinero con el único propósito de cubrir nuestras necesidades físicas más básicas, como un techo digno, alimento, vestido, educación. Por eso es que es urgentemente necesario descubrir hasta dónde termina la necesidad y dónde es que comienza la codicia.
La avaricia es una pasión por el dinero y por las cosas — muy fácilmente conduce a la idolatría (amar más las cosas que se posee que a Dios mismo y eso es idolatría)  La persona avara consagra toda su vida al dinero y deposita toda su fe y esperanza en la riqueza. ¿Usted posee dinero o es poseído por él? Escribió Orígenes, “qué es lo que uno ama con todo su corazón y alma y fuerza; eso para él es su dios. Que cada uno de nosotros se examine ahora, y silenciosamente en su propio corazón decida cuál es la llama de amor que principalmente y sobre todo está encendida dentro de su ser”… Para un codicioso el dinero es su dios. La búsqueda y la acumulación de objetos, tierras, casas, la estafa, el robo y el asalto, con violencia o sin ella, los engaños o la manipulación de los que están en mayordomía o en autoridad sobre los más débiles, son acciones que son inspirados por la avaricia. Jamás un avaricioso ni un codicioso podrán dormir en paz – nunca, – porque esta solo pensando en el dinero siempre.
El alma embotellada dentro de la botella de la codicia es incapaz de comprender las cosas que están fuera de la botella. Siempre andan buscando más, siempre anhelando lo inalcanzable, inútilmente porque nunca se sacian. Quien quiera vivir en paz con Dios y los demás seres vivientes deben abandonar primero la codicia. El albañil que es codicioso abandona la obra cuando halla en su camino otra obra aun cuando ésta última sea de una obra de tinieblas realmente. De la gran obra de Dios, que se traduce en el amor a Él y a sus semejantes, se retiran los codiciosos. Muchos son los que comienzan el trabajo, pocos los que lo terminan, muchos son llamados a ser como Cristo pero pocos siguen su ejemplo.
Lo que más sorprende en la lista de pecados más aborrecidos por Dios en las sagradas escrituras es la frecuente inclusión de la avaricia, en los mismos términos que la de la borrachera y los pecados sexuales. Son como hermanos inseparables. Si esos pecados escandalosos excluyen del reino de Dios a los malvados, entonces también la avaricia, en términos idénticos, hecha fuera del reino de Dios a los avaricientos y codiciosos. Y es más, en dos de las listas San Pablo agrega una frase sumamente grave, cuando escribe “la avaricia, la cual es idolatría” (Ef. 5:5 5 Porque pueden estar seguros de que nadie que sea avaro (es decir, idólatra), inmoral o impuro tendrá herencia en el reino de Cristo y de Dios.´´
Col 3:5 ´´5 Por tanto, hagan morir todo lo que es propio de la naturaleza terrenal: inmoralidad sexual, impureza, bajas pasiones, malos deseos y avaricia, la cual es idolatría.´´ cualquier tipo de pecado que conlleve a cumplir con el deseo del pecador es idolatría porque no se obedece los mandatos de Dios sino se cumplen los propios de cada quien, en esencia se rinde culto a sí mismo. Sin lugar a dudas Es condenable de parte de Dios ¿Puede alguno negar que la avaricia es un pecado tan aborrecible ante Dios?
Hebreos 13:5 5 Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.»´´ ¿usted puede confiar en esta promesa del señor? Y ¿por qué duda que Dios está con usted en ese momento difícil?
No caigamos en el materialismo. Siempre el hablar de los estados financieros en el hogar va a ser algo delicado pero importante en el matrimonio, llegar a un acuerdo mutuo. ¿Cuál será la mejor forma correcta de administrar el dinero?
¿Cuáles son las necesidades básicas del hogar? Necesitamos cubrir las necesidades básicas de nuestro hogar, colegiaturas, comida, teléfono, renta si se renta, etc. Etc. Con el resto del dinero del ingreso ¿Qué se puede hacer? ¿Gastarlo todo? No, lo mejor es ver la manera de comprar activos (algo que genere más dinero para el hogar, pero tienes que invertir en lo que le gusta, conocer el mercado del producto). Lo malo es que se determina comprar cosas innecesarias luego así lo hacemos –aunque no es malo hacerlo pero sabiamente-
Existen varios esquemas que la sociedad lleva a cabo:
En ocasiones se piensa que el hombre se tiene que hacer cargo de los gastos más fuertes del hogar aunque la mujer coopere… y esto es muy cultural aquí en México.
No es decir lo mío es mío y lo tuyo es de los dos…
No caer en el 50 y 50 entre esposos… dividir los gastos de manera perfecta, llegando al extremo. Se tiene que hablar del lado financiero en el hogar para que no haya problemas financieros y que se pueda vivir en paz, ¿Cuántos llevan sus reuniones financieras con su familia? ¿Cuánto hay en ingresos y cuanto de egresos?
El dinero es una herramienta para lograr nuestras metas con la ayuda de Dios, pero tenemos que tener bien claras nuestros proyectos de vida. Por ejemplo en ocasiones las prioridades son muy distintas las de un hombre a las de una mujer, posiblemente la mujer quiera comprar una bolsa y el varón unos zapatos. ¿En su hogar quien es el que gasta más? ¿Usted como mujer o usted como varón? ¿Quién es el administrador de los ingresos? En necesario llegar a un acuerdo entre los dos para realizar alguna compra, porque a veces el varón no dice cuánto gana, pero la mujer no dice cuánto gasta (infidelidad financiera). Todo es importante y llega a un buen fin llevándolo con la sabiduría que nos da el señor.
Conclusión
No tenemos que vivir toda la vida trabajando para adquirir dinero, sino lograr con la ayuda de Dios que el dinero trabajé para nosotros, ¿Cuánto tiempo puede durar usted sin trabajar y poderse mantener por lo menos con lo básico del hogar? Algunos ni un solo día o ni una semana, mucho menos un mes o años. Es allí la importancia de que el dinero trabaje para nosotros sin necesidad de estar presentes, y no trabajar siempre percibiendo un salario, necesitamos buscar buenas estrategias, trabajar inteligentemente, tener inteligencia financiera. Teniendo salud financiera es muy difícil que se caiga en la avaricia y en la codicia pues Dios es el que nos da la inteligencia para ser buenos administradores de lo que él nos da.
Amado yo deseo que seas prosperado en todo…
Hebreos 13:5 5 Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré.»

Hay que accionar no solo soñar

TEXTO: SALMO 38:9
INTRODUCCIÓN:
Muchos de nosotros hemos tenido muchos sueños, anhelos, de tener muchas cosas de ver nuestras familias bendecidas, lograr muchas cosas en nuestra vida, en la iglesia, en nuestra ciudad y aun en nuestro País. Y muchas veces dejamos de soñar porque vemos que nada suceda pero sabe que no solo HAY QUE SOÑAR SI NO TAMBIÉN HAY QUE ACCIONAR.


1. DIOS NOS DA SUEÑOS: Dios nos da muchas veces sueños y el quiere que se cumplan. José fue un soñador: muchos conocemos los sueños de José, génesis 37:5-11
A. QUE NO DEBEMOS DE PERMITIR CON NUESTROS SUEÑOS
a) QUE SE BURLEN DE ELLOS: Los hermanos de José le dijeron te crees mejor que nosotros te enseñorearas de nosotros Versículo 8, aun su padre lo reprendía todos menospreciaban sus sueños.
b) NO DEBEMOS DE DEJAR DE SOÑAR: José seguía soñando, y creyendo en los sueños GÉNESIS 40:8 Pongamos nuestros sueños en las manos del Señor. Dios conoce nuestros sueños GÉNESIS 41:15-16
c) NO DUDAR: Confiar en que nuestros sueños si son de acuerdo a la voluntad de Dios siempre se cumplirán. El sueño de José se cumplió, sus hermanos se postraron delante del como el sueño que tuvo GÉNESIS 42:6-9, si confiamos en Dios vamos a ver nuestros sueños cumplidos 

2. NO DEJEMOS QUE NUESTROS SUEÑOS SE PIERDAN O NO SE CUMPLAN:
A. La venida del señor se manifestó por medio de un sueño a José, y ellos dejaron que ese sueño se cumpliera y por eso tenemos con nosotros al salvador MATEO 1:20 

B. QUE HICIERON ELLOS PARA QUE SE HICIERA REALIDAD ESTE SUEÑO:
a) ACTUARON: Se le es revelado por medio de sueños que el nacimiento del Señor Jesús quería ser frustrado pero ellos obedecieron nuevamente a los sueños y actuaron MATE0 2:13, para que se cumplan los sueños no solo hay que soñar si no actuar: 

C. ¿CUALES SON TUS SUEÑOS?:
b) VER TU FAMILIA CONVERTIDA AL SEÑOR: Que estas haciendo para que ese sueño se cumpla, estas dándole buen testimonio con todo lo que haces y dices, les hablas de las maravillas del Señor, y las maravillas de Dios en ti.
c) ANHELAS UNA CASA PROPIA Y UN CARRO ETC. Que estas haciendo para lograr esto, esta ahorrando, te estas planificando para lograrlo y solo se ha convertido en un sueño pero no estas actuando.
d) QUIERES SALIR DE TODAS TUS DEUDAS: Estas minimizando tus gastos, comprado solo lo necesario, o al contrario cada día te endeudas mas, comprando cosas inoficiosas.
e) ANHELAS SERVIRLE MEJOR AL SEÑOR: Cuanto te estas esforzando planificando tu tiempo, en el cual sacas el tiempo para servirle cada día, o solo se te queda en un sueño
f) ANHELAS TENER NUEVAS EXPERIENCIAS CON EL SEÑOR: Cuanto le buscas en oración, estudiando su palabra, cuanto tiempo tiempo inviertes para ser lleno de su Espíritu Santo. Esto se logra con una búsqueda intensa, no es solo un anhelo tenemos que actuar para lograrlo.
g) ANHELAS TENER UN BUEN EMPLEO O DESEMPEÑARTE BIEN EN EL QUE TIENES: Cuanto te estas esforzando para lograrlo, te levantas temprano a buscar trabajo o esperas que te vengan a buscar, te digo que te quedaras esperando, y para ser el mejor tienes que capacitarte todos los días, aun estudiar más en el aérea en que te desempeñas. 

D. DEBEMOS TENER SUEÑOS: 

a) TEN SIEMPRE UN SUEÑO: Es triste ir por el mundo sin un sueño que nos motive a levantarnos cada mañana y luchar. Es triste cuando dejamos que las circunstancias que nos rodean maten aquellos sueños, anhelos o metas que nos hemos propuesto y que Dios ha puesto en nuestro corazón. Mantén siempre tus sueños activos algún día se cumplirán como le paso a José 

b) NO PIERDAS LA ESPERANZA: Quizá hoy te encuentras en una situación en donde perdiste aquella emoción de ver cumplidos tus sueños, quizá hoy estés llorando o lamentándote porque piensas que aquellos anhelos que tenias no se cumplirán, No dejes que los sueños que no se han cumplido te hagan perder las esperanza, algún día se harán realidad. No se te olvide que debes actuar para que esto suceda, como hicieron José y María que actuaron para que Herodes, no nos robara el sueño de tener a nuestro salvador, siempre habrá un Herodes que no quiere que nuestros sueños se cumplan 

c) NO DEJES QUE NADA TE ROBE TUS SUEÑOS ¿Las circunstancias actuales?, ¿Lo que ves en este momento?, ¿Un fracaso momentáneo?, ¿Un tropiezo?, ¿Un cambio inesperado?, Nada te puede robar tus sueños. Con la ayuda de Dios y tu esfuerzo los lograremos recordemos que Dios nos dice que seamos esforzados y valientes JOSUÉ 1:9. Hoy más que nunca tienes que demostrar cuanto te importa tus sueños y cuan valiente eres para seguir luchando por ello. Solo aquellos que se atreven a ser valientes y no se rinden son los únicos merecedores de ver cumplidos todos sus sueños, porque lucharon para ello, porque se esforzaron, porque no se rindieron y como recompensa verán como Dios se complace en hacer realidad aquella promesa. 

d) DIOS ES EL DADOR DE LOS SUEÑOS: Cuando Dios te da un sueño de cumplir determinada meta es porque El te ayudara a cumplirlo. Pero en todo esto hay algo muy clave y si eres cuidadoso notaras que dije: “El te ayudara a Cumplirlo” , y no dije: “El solo te lo cumplirá”. Cuando hablo de ayudarte a cumplir tus sueños, me refiero a que es necesario que pongas tu parte, para que Dios ponga la suya, no puedes soñar y quedarte cómodamente acostado esperando a que ese sueño se cumpla en tu vida, Dios no respalda a los haraganes, Dios anhela que tu ACCIONES y no tan solo sueñes. 

CONCLUSIÓN:
No desmayemos por más que veamos lejos nuestros sueños, con la ayuda del Señor algún día se harán realidad recordemos lo que nos dice el Señor en el SALMO 38:9